Formación

Nuestras formaciones a la misión, profundizaciones y mucho más...

RELACION DE JAVIER CON EL ESPÍRITU SANTO 05

3.3  Espíritu Santo. Javier se entusiasma fácilmente. Sus relatos desbordan con frecuencia optimismo. Es un gran soñador, sin embargo no es ingenuo, sabe que, muchas veces, se juega la vida. “... grande atrevimiento... ir a tierra ajena y a un rey tan poderoso a reprender y hablar verdad que son dos cosas muy peligrosas en nuestro tiempo” (C 109, 462-463). Vive habitado por deseos de querer ir a todas partes, de convencer, persuadir a las personas influyentes, de llegar allí donde se pueda realizar el máximo fruto: al corazón de Oriente... China. Siempre buscando el bien más grande. Se aventuró el primero por caminos no trazados, allí donde el Espíritu le iba sugiriendo. “... y para estar bien en esta vida, hemos de ser peregrinos para ir a todas partes donde más podamos servir a Dios nuestro Señor”, escribirá al P. Mansilhas (C 50, 180).

Seguir leyendo

RELACION DE JAVIER CON JESUCRISTO 04

3.2  Jesucristo: Cristo es el centro de todos sus intereses y quehaceres. Francisco vive una existencia “expropiada”, se desvive por cada hermano. Su máxima aspiración es parecerse a su maestro, vivir “con él y como él”, y su suprema preocupación es darlo a conocer “internamente”[1]. “Nos, en estas partes, lo que pretendemos es traer las gentes en conocimiento de su Criador, Redentor y Salvador Jesucristo nuestro Señor. Vivimos con mucha confianza, esperando en él que nos ha de dar fuerzas, gracias, ayuda y favor para llevar esto adelante”[2]. Javier sigue a su Maestro de forma radical, hay en él un deseo intenso de servir e imitar al Maestro, deseo profundo de “significarse” en ésta su gran empresa. Así se lo pedirá también a los suyos: “pues os deseáis señalar en servir a Cristo” (C 90, 375). 

Seguir leyendo

RELACION DE JAVIER CON DIOS PADRE 03

RELACIÓN DE JAVIER CON DIOS PADRE.- Voy a destacar algunos de los rasgos humanos y espirituales más sobresalientes de su personalidad, de su identidad creyente y misionera, poniéndolos en relación con la Trinidad, con ese Dios cristiano, misterio y manantial inagotable de comunión y de amor. 

3.1- Padre. La relación de Javier con Él está hecha de confianza, humildad y servicio. La motivación permanente que guía todos sus afanes y desvelos apostólicos la tiene siempre muy clara y aparece como un hilo conductor constante en sus cartas: “por cuyo amor y servicio vamos”, “por cuyo amor únicamente hago este viaje”. Encontramos, al mismo tiempo, un lenguaje que puede contrariar incluso herir nuestra sensibilidad humana y teológica actual. Aunque se siente en todo momento invadido y envuelto por la infinita misericordia de Dios de la que habla constantemente, con relativa frecuencia hace referencias a posibles castigos divinos. Igualmente encontramos en sus cartas el temor de ofender a Dios. Tal vez, haya que entenderlo desde la perspectiva de quien se ha sentido y se siente profundamente amado y por nada del mundo quisiera ofender a quien es la fuente de tanto amor. Se trata del temor bíblico, don del Espíritu, mezcla de respeto y de confianza, expresión de la delicadeza de su amor por Dios. ¿Cómo podría temer quien de esta manera se expresa: “Muchas veces me acaece oír decir a una persona que anda entre estos cristianos: ¡Oh Señor!, no me deis muchas consolaciones en esta vida; o ya que me las dais por vuestra bondad infinita y misericordiosa, llevadme a vuestra santa gloria, pues es tanta pena vivir sin veros, después que tanto os comunicáis interiormente a las criaturas [1]. Tiene una idea muy alta de la trascendencia de Dios, al tiempo que vive una profundísima actitud de confianza y abandono, de servicio y alabanza.

Seguir leyendo

LA TRANSFIGURACION DE SUS SUEÑOS 02

La transfiguración de sus sueños. En su peregrinar geográfico, pero sobre todo interior, espiritual irá atravesando sucesivas etapas. La primera de ellas, la salida de su tierra y familia, aunque le siguen acompañando sus sueños humanos de gloria. Patrimonio, honra, riquezas dignas de su ascendencia y acordes con sus ambiciones personales y tal vez con su temperamento. En París se encuentra con Ignacio -15 años mayor que él- por el que, en un primer momento, no podía sentir más que displicencia, rechazo tal vez; enemigo de su familia, había combatido contra sus hermanos mayores. Sus enormes resistencias irán cediendo progresivamente ante la palabra evangélica repetida por Ignacio, al que finalmente considerará como su padre queridísimo. “... ya no conocemos a nadie según la carne” (II Cor 5, 16). Su vida cambia totalmente de rumbo, sus sueños, sus ideales se transfiguran y su gloria, a partir de este momento, será únicamente Jesucristo. Años más tarde desde Cochín escribirá a sus compañeros de Roma una célebre carta con referencias claras a su antigua universidad, criticando a quienes persiguen sus propios intereses y buscan “dignidades, beneficios y obispados” [1]. Texto que expresa muy bien su conversión. Sabía bien de lo que hablaba, puesto que él estaba destinado por tradición familiar a tener beneficios o dignidades, critica aquello a lo que él se sintió tan apegado en el pasado, que retrasaba su conversión, y de lo que él se ha despojado gracias a la misericordia divina. Ahora pertenece a una nueva familia que persigue otros intereses más altos y nobles, los intereses de Jesús de quien ellos son compañeros y enviados. 

Seguir leyendo

FRANCISCO JAVIER, PEREGRINO APASIONADO 01

FRANCISCO JAVIER, PEREGRINO APASIONADO

“... en vida hizo maravillas, y en muerte, obras asombrosas” Eclesiástico 48, 14.

“Y creedme que los que a estas partes viniéredes, seréis bien probados para cuanto sois... No os digo estas cosas para daros a entender que es trabajosa cosa servir a Dios, y que no es leve y suave el yugo del Señor, porque si los hombres se dispusiesen en buscar a Dios, tomando y abrazando los medios necesarios para ello, hallarían tanta suavidad y consolación en servirlo, que toda la repugnancia que sienten en vencerse a sí mismo, les sería muy fácil ir contra ella, si supiesen cuantos gustos y contentamientos de espíritu pierden por no se esforzar en las tentaciones, las cuales en los flacos suelen impedir tanto bien y conocimiento de la suma bondad de Dios y descanso de esta trabajosa vida; pues vivir en ella sin gustar de Dios, no es vida, sino continua muerte” [1].

Seguir leyendo

COMUNIDAD DE MADRID
Ntra. Sra. de la Luz, 40 bis
CP. 28025 Tfno: 91 466 16 50

COMUNIDAD DE MURCIA
c/Las Palmas, 5- 1º (Ed. Salinas)
CP. 30009 Tfno. 968 29 29 79

Misioneros Javerianos en España
Copyright © 2018

Información del uso de cookies

Las cookies son breves informaciones que se envían y almacenan en el disco duro del ordenador del usuario a través de su navegador cuando éste se conecta a una web. Las cookies se pueden utilizar para recaudar y almacenar datos del usuario mientras está conectado para facilitarle los servicios solicitados y que en ocasiones no se suelen conservar. Las cookies pueden ser propias o de terceros.

Existen varios tipos de cookies:

Por ello, al acceder a nuestra web, en cumplimiento del artículo 22 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información, en tratar cookies de análisis, le hemos solicitado su consentimiento para su uso. Todo ello para mejorar nuestros servicios. Utilizamos Google Analytics para recopilar información estadística anónima, como por ejemplo el número de visitantes a nuestra web. Las cookies añadidas por Google Analytics se rigen por las políticas de privacidad de Google Analytics. Si usted lo desea puede desactivar las cookies de Google Analytics.

De todos modos, le informamos que puede activar o desactivar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet.