Actualidad

La Palabra, noticias, experiencias, reflexiones y mucho más...
WhatsApp_Image_2018-08-19_at_22.58.04.jpeg

Ejercicios Espirituales 

Javier, Agosto de 2018

“EL AMOR DE DIOS SE RENUEVA CADA MAÑANA” Lam 3,23

Siempre es bueno dedicar un tiempo a escucharse, a sí mismo y al Señor. Es fundamental aprender a encontrarse con Él. Le necesitamos tantisimo. Esta última experiencia de ejercicios espirituales que hice en Javier, me ha ayudado a parar, rezar, mirarme delante del Señor y poco a poco hacer silencio en mi interior y ver, sentir cómo me mira con cariño, volver a experimentar en mi vida su llamada serena y paciente. 

Vuelvo a experimentar tanto bien recebido, y es tanto, que vivo la alegría de repetir a cada segundo: " Dad gracias al Señor porque es bueno, porque su amor es para siempre." Dan 3, 89; salmo 136. Estes días de oración y silencio me han ayudado, a observar la vida con un poco de perspectiva, desde el corazón de Dios, con el deseo de ratificar mi vida, a esa forma de mirar y hacer de Dios. De ahí la importancia y la necesidad de hacer silencio interior, para poder escucharlo. 

 Esta experiencia vivida como tiempo de gracias, tiene muchas riquezas, una es el encuentro conscientemente con Dios, donde pones tu vida delante de Él y ves cuánto te quiere y te acepta como eres. Me siento un hijo afortunado por tener un Padre así, lleno de amor y paciencia conmigo. He aprendido estes días que debo dejar a Dios ser Dios conmigo. Aceptarle yo a Él sin condiciones, como es. No resistirme a su misericordia. 

 Mi experiencia es de agradecimiento y reconocimiento por sentirme: perdonado, salvado y amado por Él, por experimentar que todo o que soy y todo o que tengo, no es merito mio, es don de Dios. Vuelvo a casa lleno de alegía, por tantos regalos que me ha hecho el Señor, estos días en Javier. He rezado con mucha intensidad, fe y esperanza, por toda la humanidad, porque sé que tenemos hambre y sed de Dios, y sé, que Él, me ha escuchado, porque su amor por nosotros es para siempre. Regreso a mi vida diaria con nuevas ganas a seguir siendo instrumento suyo. 

Para terminar, comparto mi alegría en continuar seguiendo a Jesucristo, con estas palabras que me encantan del evangelio de Mateo 13, 44: Así como el hombre que encontró el tesoro escondido en el campo, después va lleno de alegría, vende todos sus bienes y compra aquel campo, así como aquel ciudadano que vendió todo lo que tenia para comprar el tesoro porque encontró ahí un gran valor, así ocurrió conmigo.

Para mí, este tesoro es Cristo. Haberlo encontrado, conocido y haberlo seguido ha sido la mejor experiencia que he hecho en mi vida. Me ha abierto a una vida intensa, apasionante y llena de alegría. A Él quiero conformar toda mi vida, enraizar mi existencia en la suya, porque Él es mi tesoro, y su misión es mi alegría de vivir.

Ivanildo de Sousa Quaresma, sx

Despedida_julio_2018_92.JPG
  • Rolando Ruiz Durán

Mi pequeña África

Campo de trabajo con inmigrantes

Ceuta, julio de 2018

MI PEQUEÑA ÁFRICA

Desde pequeña soñé con ir de misión a África, sueño que veía lejano y hasta casi imposible; pero “que insondables son tus caminos Señor”. Sólo bastó decirle sí a su proyecto de amor para así emprender esta aventura misionera, la cual me llevó a Ceuta: “mi pequeña África”.

Descubrir el rostro de Dios en ellos, palpar sus manos, reír juntos, escuchar sus historias, compartir la vida, ser testigo de sus sueños, de sus proyectos, de sus sufrimientos o preocupaciones, de su esperanza, fue y es una experiencia que me ha llevado a ensanchar mi corazón.

Mis “hermanos migrantes” escuché llamarlos al comenzar esta experiencia por varios de los chicos con los que compartí estos días e hice propio, porque así lo sentí, así lo experimenté. Tener en el corazón rostros y nombres concretos me llena de felicidad y gratitud. Ellos me han enseñado a mirar más allá, a ver que no hay fronteras o vallas que destruyan los sueños y la esperanza, me han mostrado a ese Dios cercano, humano, sencillo y lleno de ternura, que camina a nuestro lado y que al mismo tiempo nos interpela, nos cuestiona, nos invita a acoger, proteger, promover e integrar.

Haber palpado tanta injusticia, indiferencia y tanto egoísmo me genera impotencia y cierta tristeza, pero al mismo tiempo ver a tantas personas que con tanto amor y dedicación, desde el silencio, la sencillez, trabajan y luchan por ellos, los migrantes, me llena de esperanza.

Descubrir a este Dios comunión que nos hermana también ha sido muy enriquecedor; el conocer y compartir con el islamismo, hinduismo, judaísmo y contemplar su trabajo en conjunto con el catolicismo me demuestra que cuán importante es valorar y poner por encima aquello que nos une. El conocer, respetar y amar al otro por lo que es, persona digna, nos llevará a un mundo más humano.

Agradezco a Dios por haber hecho posible que mi sueño, como también el sueño de ellos se vaya haciendo realidad, le doy gracias por esas personas que apasionadas por Cristo, por la misión y por el deseo de hacer del mundo una sola familia, han hecho posible esta experiencia. Agradezco también a cada uno de los chicos con los que hemos compartido estos días, de los cuales he aprendido muchísimo, sus testimonios, sus caminos de fe, sus alegrías, como también el comprometerse e involucrarse. Todo lo vivido en este campo de trabajo me ha ayudado a crecer y a renovar mi sí, a renovar mi compromiso de seguirle a Él, lo más cerca que pueda una humana criatura, por lo cual estoy muy agradecida.

Rocío Belén Pedroso

Misionera Cruzada de la Iglesia, Madrid

Camino_de_Santiago_Misionero.JPG
  • Rolando Ruiz Durán

Caminar a Santiago en clave misionera

Caminar a la tumba del apóstol Santiago con misioneros tiene un matiz particular. Redescubrir la pasión por la misión es redescubrir la persona de Cristo y la pasión de Cristo por la humanidad. Misioneros de diferentes orígenes, diferentes familias religiosas, diferentes culturas, diferentes sensibilidades, pero cada cual llamado a vivir la misión como la única razón de seguimiento de Cristo y amor por los demás.

Manoli García, franciscana misionera de María; Mari Jose Soriano, laica misionera, casada con tres hijos y voluntaria de la Delegación de Misiones de Teruel, Martino Han, misionero de la Consolata y coreano; Eduardo Tchipolo, misionero del Espíritu Santo y angoleño, Ivanildo de Sousa, misionero javeriano y brasileño. Diferentes continentes y una llamada, diferentes experiencias y un mismo sentir, diferentes estados de vida pero un único corazón. Junto a ellos tres profesoras, con entusiasmo misionero, una de ellas, laica misionera de Jesús María y José. Éramos nueve, un grupo pequeño pero con una cosa en común: Cristo y el caminar juntos a Santiago de Compostela en clave de misión “Ad Gentes”.

Vale la pena recordar que la palabra apóstol proviene del griego apostellô “απόστολος enviado, emisario, delegado oficial encargado de una misión, no una simple persona que propaga una doctrina o se dedica a una causa, embajador de Cristo Resucitado.

Escuchar y sentir como la misión confiada por Cristo a su Iglesia a través de sus apóstoles: Id y anunciad la Buena Nueva a toda creatura, está aún vigente y además con los matices diversos de nuestra época, la misión no es sólo en una dirección: de Europa al resto del mundo, sino del mundo para el mundo.

Para ello, unirnos al camino de otros tantos que caminan ha sido una manera sutil de redescubrir el estilo de la misión: itinerante, disponible, confiada, humilde, atenta y al compás de la climatología: lluvia, sol, viento, frío, calor y con estados de ánimo diversos: alegría, ánimo, entusiasmo, cansancio, fatiga, esperanza, encuentro, etc.

Rostros hermosos de acogida ya sea en Pontevedra, Caldas de Reis, Padrón o Santiago, o durante el camino en que se oía “buen camino”. Carmen en el Santuario de la Virgen del Peregrino en Pontevedra, donde iniciamos nuestro Camino; Carmen, María Dolores y Don Enrique en Padrón; David, delegado de Misiones de Santiago; Miguel de la Mata, guardián del convento de San Francisco; Lourdes y Marisa que se han desplazado desde Vigo para estar con nosotros y llevarnos una rica empanada, franciscanas misioneras de María. En fin, todos han contribuido para vivir en clave misionera este camino. Sin olvidar la naturaleza gallega y la acogida en la Catedral de Santiago, donde seguro que todos nos hemos regalado del abrazo al apóstol y el poder orar en su tumba, donde en silencio expresábamos nuestra oración. Celebrar la Eucaristía con tantos otros peregrinos y como decía Martino, observando en la Plaza del Obradoiro: “mucha gente tan diversa, de países, culturas y ambientes” una gozada de universalidad y de alegría, todos muestran su gozo al llegar, después de muchos kilómetros de Camino.

Lo nuestro, vivir con alegría y entusiasmo nuestra vocación misionera de ir a Anunciar a aquellos que aún no han tenido la gracia de conocer a Cristo. Y abiertos al mundo que nos invita a dar a conocer la alegría que llevamos dentro.

Esta iniciativa intercongregacional misionera marca una huella que desea revivirla con otros muchos “caminantes” para una próxima vez.

Rolando Ruiz Durán sx

Pascua_Misionera_del_Migrante_2018.JPG

Versión italiana y española

Una Pasqua… in famiglia!

Ciao a tutti! Mi chiamo Sara e vengo dall’Italia, in provincia di Treviso. La Pasqua missionaria del migrante che ho vissuto quest’anno nel Centro per Migranti San Antonio di Ceuta è stata un’esperienza speciale. Decidere di trascorrere una festa importante come la Pasqua fuori di casa, quando normalmente per me è un momento di incontro e festeggiamento in famiglia, non è stato facile. Sentivo però di aver bisogno di riscoprire il vero senso di questa celebrazione, che rappresenta il cuore della nostra fede cristiana. E l’incontro con i migranti del CETI di Ceuta e del Centro per minori La Esperanza sono stati la chiave di questa esperienza di vita e di spiritualità.

Seguir leyendo

Pascua_Misionera_del_Migrante_Ceuta_2018.jpeg
  • Marta Ortín Soriano

Buscan lo mismo que yo... Pascua Misionera

Marta Ortín Soriano ha vivido una Pascua Misionera del Migrante, en este vídeo transmite sentimientos y vivencias que la llevan a decir: 

Algunos de ellos tienen mi edad, 20 años nada más. Otros solo son niños. Y dime, ¿qué lleva a un niño a cruzar un desierto y saltar una valla arriesgando, literalmente, su vida por venir a un lugar alejado de toda su familia? Nadie quiere abandonar a los suyos, a nadie le gusta dejar toda su vida atrás. No vienen a quitarnos los trabajos, vienen a buscar lo mismo que buscas tú todas las mañanas al levantarte. No son diferentes a nosotros, y ojalá empezáramos a ver esto.

Seguir leyendo

Pascua_Ceuta_2018_66.JPG

“[…] Cristo no murió por los elegantes ni por los buenos. Morir por los buenos, por los exquisitos, es cosa fácil; pero morir por los miserables […], eso es algo muy difícil.” (Silencio, Shusaku Endo).

Pensamos que el sufrimiento está únicamente en nuestro entorno, sólo nosotros sufrimos y lo que está fuera es algo que “es lo que tiene que pasar”. La falta de sensibilidad humana que tenemos no nos hace conscientes de las dificultades que nuestros hermanos africanos viven en su trayecto a la idealizada Europa, pero sólo pensamos: “bueno, qué le vamos a hacer, es lo que tiene que pasar”. Creemos que por ser ellos “pobres” es ley de vida que se tengan que arriesgar de esa forma para alcanzar su sueño de encontrar la libertad, salir de la pobreza, vivir mejor…; pero estos migrantes no son “pobres”, muchos tienen estudios, formación, talento… y sobre todo tienen un rostro, un nombre, una familia y una riqueza de corazón inmensa, riqueza que Europa parece haber perdido.

Seguir leyendo

COMUNIDAD DE MADRID
Ntra. Sra. de la Luz, 40 bis
CP. 28025 Tfno: 91 466 16 50

COMUNIDAD DE MURCIA
c/Las Palmas, 5- 1º (Ed. Salinas)
CP. 30009 Tfno. 968 29 29 79

Misioneros Javerianos en España
Copyright © 2018

Información del uso de cookies

Las cookies son breves informaciones que se envían y almacenan en el disco duro del ordenador del usuario a través de su navegador cuando éste se conecta a una web. Las cookies se pueden utilizar para recaudar y almacenar datos del usuario mientras está conectado para facilitarle los servicios solicitados y que en ocasiones no se suelen conservar. Las cookies pueden ser propias o de terceros.

Existen varios tipos de cookies:

Por ello, al acceder a nuestra web, en cumplimiento del artículo 22 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información, en tratar cookies de análisis, le hemos solicitado su consentimiento para su uso. Todo ello para mejorar nuestros servicios. Utilizamos Google Analytics para recopilar información estadística anónima, como por ejemplo el número de visitantes a nuestra web. Las cookies añadidas por Google Analytics se rigen por las políticas de privacidad de Google Analytics. Si usted lo desea puede desactivar las cookies de Google Analytics.

De todos modos, le informamos que puede activar o desactivar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet.